Día: 18 diciembre, 2012

Embutidos


No tengo palabras. Dudo entre sonreír o ponerme a llorar para siempre.